Unidad 4

Tensores

En este paso es importante que los jóvenes reconozcan la trascendencia de la buena elección.

Se les acompañará para profundizar sobre la dificultad de elegir lo mejor para ellos y cómo el pecado hiere el corazón.

Aprenderán a reconocer esas heridas del amor y las herramientas para poder prevenirlas, que son la gracia y las virtudes.

La buena noticia es que las heridas no son irreversibles.  Dios en su Hijo Jesucristo es el médico capaz de sanar las heridas con la mejor medicina del amor.

  • El orden y valor fundamental de la Creación. La finalidad intrínseca de la Creación y de las personas humanas.
  • La infelicidad o malogro de la finalidad intrínseca de la Creación y de las personas humanas como consecuencias del desorden y la desintegración. La libertad esclava factor fundamental del desorden y la desintegración.
  • La recuperación del orden de la vida y de su sentido profundo. La insuficiencia de la propia luz y razón para recuperar el orden y sentido de la vida.
  • La integración de la sexualidad depende del hallazgo de la verdadera luz, capaz de iluminar mi vida. La oscuridad como incapaz de integrar mi sexualidad, que forma parte de mí. El efecto inmediato de la oscuridad que mora en mí es no ver íntegramente a la persona, y puede conducir a formas reductivas de la persona: pansexualismo, hedonismo, supresión del pudor, separación de amor y sexualidad, y amor y procreación.
  • La castidad entendida como luz capaz de habilitarme para amar de modo integral.
  • Razones de las consecuencias destructivas del desamor: el amor, finalidad última de todas mis capacidades. El peligro de la dureza de corazón. Formas de amor mal orientadas: narcicismo, autoerotismo, masturbación.
  • Análisis de la propia vivencia del amor: ¿dónde pongo mi amor? ¿Qué termina por romperme?
  • Remedios para el desamor: pureza, pudor, intimidad.
  • La felicidad como plenitud del amor en el alma. El amor humano conformado por la vida de Dios: la caridad. La bienaventuranza de los puros de corazón. Cristo: un buen médico, un buen maestro.
  • Las virtudes, motores de la vida encaminada hacia la plenitud. La distinción entre valor y virtud. Definición de virtud. La virtud como medio para no sucumbir. Los efectos de la virtud.
  • Virtudes cardinales, virtudes teologales.
  • Necesidad de la gracia para la adquisición de las virtudes.
  • El pecado como rechazo del don de Dios. Consecuencias del pecado sobre la propia santidad y la propia libertad.

 

Contenidos4.0_educador

encuentro_ficha4.1_educador

encuentro_ficha4.1_joven

encuentro_ficha4.2_educador

encuentro_ficha4.2_joven

encuentro_ficha4.3_educador

encuentro_ficha4.3_joven

encuentro_ficha4.4_educador

encuentro_ficha4.4_joven

Peliculas4.0_educador